Categoría: Otros

Educadores en colegios

¿En los colegios hay educadores?

Cuando los alumnos no son como en los libros.

Aún sin saber muy bien por qué, la mayoría de nosotros ante un problema nos hacemos, automáticamente, la siguiente pregunta: “¿De quién es la culpa?”. Parece que tener a quien culpar nos alivia, nos da una excusa para mirar para otro lado y seguir con lo nuestro. Pero interioricemos esto: ante un problema, lo que hay que hacer es buscar su solución.
Leer más

páginas web anorexia y bulimia

Páginas web que incitan la Anorexia y Bulimia

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) han incrementado su presencia en la población española infanto-juvenil. Problemas como la Anorexia y Bulimia son cada vez más diagnosticados y, lo más alarmante, a una edad cada vez más temprana. Esta realidad parece no reflejar solamente la situación en España. La Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa de Estados Unidos comprueba que, efectivamente, la edad en que se diagnostican estas patologías ha disminuido en los últimos años, siendo los 12 la edad más frecuente de un primer diagnóstico de TCA. Leer más

Cómo ser más constante y tener más fuerza de voluntad

Fuerza de voluntad. Motivarnos por el futuro

Realmente, hoy en día está muy de moda defender que lo importante de las cosas que hacemos no es lo que obtenemos, sino disfrutar del camino y aprender del proceso. Esto es correcto hasta cierto punto. Algunas cosas sí nos permiten que seamos felices por el mero hecho de estar haciéndolas (ser padres y educar a un hijo, trabajar por vocación, viajar, visitar a nuestros padres o abuelos si están en una residencia, preparar la cena de Navidad…). Pero, seamos sinceros, hacemos otras muchas cosas en las que no se puede disfrutar del proceso (pagar una hipoteca, examinarnos para entrar en la universidad, pasar cientos de entrevistas para obtener un puesto de trabajo, etc.). Leer más

superar un duelo terapia cenit psicología

Enfrentarse a una pérdida. Pasar el proceso de duelo

Tras la pérdida de un familiar u otro ser querido, se inicia en las personas un proceso conocido como duelo, que consiste en el camino que cada uno de nosotros seguimos hasta que aceptamos, asimilamos y superamos dicha pérdida. Sin embargo, a pesar de todos los falsos mitos que rodean al duelo, este proceso depende de cómo seamos cada uno.

Nuestras características serán las que harán que exterioricemos o no lo que sentimos, que pidamos ayuda profesional o no, que tardemos más o menos tiempo en superarlo, que queramos compartirlo con amigos o, por el contrario, que prefiramos mantenernos aislados un tiempo, etc. Pero, seamos como seamos, en esos momentos debemos interiorizar una realidad que es inamovible, y es que esa pérdida es irreparable. Ahora bien, cómo lleguemos a interiorizarlo y cuánto tardemos, ya hemos dicho que depende de cada uno, sin existir una forma mejor, ni peor. A cada uno, lo que más le ayude. Leer más

neuropsicología problemas memoria cenit

Los siete pecados de la memoria – Daniel L. Schacter (2011)

Nuestro sistema de memoria no es infalible, como muchos hemos podido comprobar al intentar recordar un nombre, para qué hemos ido a la cocina o quedarnos en blanco al hablar en público. Así como desde tiempos inmemoriales venimos hablando de los siete pecados capitales, la memoria igualmente tiene pequeñas fallas.

El pecado de transcurso, o los olvidos que se producen con el paso del tiempo. Ante una situación cotidiana creamos un recuerdo de ese momento. Esa imagen puede ser “casi un recuerdo literal”, pero con el paso del tiempo se van desdibujando los detalles específicos y el recuerdo se compone de descripciones genéricas. Leer más

trastorno de la comunicación social

Trastorno de la comunicación social

Las dificultades en la comunicación son uno de los primeros indicios que hacen saltar la alarma sobre un posible trastorno psicológico o neuropsicológico. Hoy vamos a ver el trastorno de la comunicación social.

En nuestra sociedad, la comunicación interpersonal es el principal vehículo de interacción entre las personas. Se trata de la forma más básica de socializar, de comprender el entorno y de adaptarnos a él. Incluso, no solo hablamos de acuerdo a la forma en que pensamos, sino que el lenguaje, nuestra forma de hablar, moldea nuestro pensamiento.

Un componente esencial del lenguaje es la pragmática. Esto es, lo que el lenguaje dice de la situación que está ocurriendo, de la intención del mensaje, la relación entre el emisor y el receptor, y todo lo que rodea al acto comunicativo en sí. Leer más

terapia psicólogos rivas cenit

Rendimiento y personalidad

Continuamente nos preocupamos por encajar, por adaptarnos a las exigencias del medio exterior. Creemos que buscar cosas que nos hagan sentir a gusto, felices y que vayan acorde a cómo somos nosotros, es una utopía imposible de vivir en el mundo adulto. Tanto es así, que lo hemos relegado a lo que denominamos ocio, para las cosas que no son del todo importantes.

Y es que es completamente diferente el hecho de resignarse a un entorno al que tú te tienes que adaptar, que esforzarte un poco por crear un entorno adaptado a ti. No se trata de perseguir quimeras, ni vivir en las nubes de manera hedónica; si no de saber buscar y rodearte de aquellas cosas que son afines a cómo tú eres, a tu personalidad. Leer más

cenit pautas para vivir mejor y tranquilo

6 trucos para vivir tranquilo y alcanzar la felicidad plena

Alcanzar la felicidad, vivir tranquilo, disfrutar de lo que tenemos, sentirnos seguros de nosotros mismos… Todos estos son múltiples objetivos que nos proponemos sabiendo que están en nuestra mano y que nos pueden hacer sentir mucho más dichosos.

Sin embargo, a veces quedan en meras palabras, un tanto abstractas, y no sabemos por dónde empezar o qué cambiar para conseguirlo.

Aquí ofrecemos algunos consejos para conseguir sentirnos mejor con nosotros mismos, vivir tranquilo y poder sacarle provecho a todo aquello positivo que nos rodea, aunque a veces cueste verlo: Leer más

Sexo, género y orientación sexual. Aprende a diferenciarlos

Sexo, género, identidad sexual y orientación sexual son cuatro conceptos muy manejados actualmente, pero muy a menudo confundidos. Está claro que todos ellos se relacionan con la sexualidad de la persona, pero cada uno se refiere a distintos matices.

Cada uno de nosotros desarrollamos, desde el momento de la gestación, un sexo biológico, masculino o femenino, el cual nos dota de una apariencia física y unos órganos sexuales determinados y definitorios.

El género se refiere al concepto social y legal que nos hace ser hombres o mujeres. En base al biológico y al género que automáticamente se asigna, la educación empuja para que nos identifiquemos más con los valores, gustos y estilos masculinos o femeninos. Sin embargo, puede que nosotros, siendo hombre o mujer, no son sintamos a gusto actuando con lo estipulado para nuestro sexo biológico y que, por tanto, no nos identifiquemos con lo que se considera hombre o mujer.

La identidad de género es la forma en que nosotros manifestamos nuestro género; es decir, más masculina o femeninamente. Puede, o no, coincidir con el biológico. En caso negativo, estaríamos hablando de las personas transgénero: un hombre que se siente mujer, que se identifica con el género femenino, y viceversa.

Por último, cada uno de nosotros tenemos una orientación sexual, según el sexo biológico por el que sentimos atracción. Homosexual si la atracción es hacia el mismo sexo biológico, heterosexual, es caso de sentirnos atraídos por el sexo contrario; y bisexual.

A priori, parece que estos conceptos son realmente complejos, pero solo requieren dedicarles un pequeño tiempo para reflexionar sobre ellos y comprender las múltiples posibilidades existentes en cuanto a gustos e identidades sexuales, pues el sexo físico no determina ni lo que somos ni lo que nos debe gustar.

Sin embargo, seguimos arrastrando la losa de ideas anticuadas, de prejuicios y de tabúes sociales que dificultan comprender que, hoy y siempre, el sexo es, y ha sido, algo más que la idea heterosexual predominante.

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

Cuando la realidad es delirio y no realidad

La palabra delirio se define como un estado de alteración mental, generalmente provocado por una enfermedad, trastorno o intoxicación, en el que se produce una gran excitación e intranquilidad, desorden de las ideas y alucinaciones.

Aunque la vivencia de delirios está muy vinculada a la esquizofrenia, como criterio para el diagnóstico de dicha patología, lo cierto es que el Trastorno Delirante constituye una entidad nosológica dentro del trastorno de la Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos. Leer más