Velázquez 12 (Rivas). Abierto de lunes a viernes de 10 a 14h  y de 17 a 21h. Sábados de 10 a 14h | 91 485 38 42

8 consejos para afrontar con éxito una oposición

Septiembre suele ser un mes de cambios, de propósitos, de comienzo de nuevas experiencias y retos. Si este año te has planteado estudiar una oposición, en este artículo propongo 8 consejos para afrontar con éxito una oposición.

Ten claros tus motivos

Te invito a que pienses en cada una de las razones que te han llevado a dar el paso de estudiar una oposición. Sí, sí, haz memoria, recuérdalas, incluso escríbelas si es necesario. Al hacer este ejercicio, intenta que sean motivos tanto generales, por ejemplo, tener un trabajo más estable, como particulares, por ejemplo, poder dedicarte a lo que te gusta, ganar el dinero suficiente para independizarte, etc… ¿Las tienes? Bien, ten estas razones siempre presentes, porque constituyen la base de tu motivación y te acompañarán durante un largo proceso en el que las ganas y el ánimo sufren altibajos.

Tú eres el mejor refuerzo

El estudio de una oposición supone un esfuerzo extraordinario para conseguir un objetivo a largo plazo, es decir, el éxito que premiará tu esfuerzo es la culminación de un camino en el que pueden surgir dudas, nervios, cansancio… Por eso, debes recordar cuáles han sido TUS razones para embarcarte en tal aventura. Después, sonríe y continúa. Para mantener la motivación es muy útil que establezcas objetivos personales a corto plazo, como es el estudio de un conjunto de temas, aprobar un examen parcial o realizar un número de ejercicios en un tiempo determinado. Si te estás formando en una academia, tus profesores te ayudarán en esta tarea. Cuando consigas esas pequeñas metas, párate a pensar en lo que has logrado, disfrútalo y prémiate por ello.

Foros, los justos

Es común que los opositores visiten frecuentemente foros y páginas web donde se exponen opiniones, noticias, preguntas y respuestas. Pero estos entrañan un peligro: los bulos. Una oposición es, al fin y al cabo, una competición. No lo olvides cuando te encuentres comentarios que intentan mermar tu ánimo y tu motivación. Si eliges consultar este tipo de recursos de internet, selecciona la información valiosa e ignora el resto, o incluso, échate unas risas leyendo alguna que otra noticia falsa.

Maneja la incertidumbre

Afrontar con éxito una oposición requiere tolerar la incertidumbre que supone no saber si lograrás esa deseada plaza o no. Por eso, no solo es importante estudiar, sino hacerlo con una mente en calma. Para ayudarte, puedes incluir en tu horario un espacio semanal para realizar algún ejercicio basado en la meditación, como yoga, mindfulness, biodanza o meditación guiada. Aunque la opción ideal es practicarlo en un sitio especializado, si no quieres exprimir más tu bolsillo, puedes encontrar páginas web y aplicaciones móviles que ofrecen sesiones de meditación gratuitas.

 Cuando aparezcan emociones negativas, recuerda las razones que te mueven hacia tu objetivo, imagínate a ti mismo recibiendo la noticia de que lo has conseguido, sueña, disfrútalo y sonríe. Acepta que los pequeños sacrificios que haces cada día son el resultado de una decisión tomada libremente y enfocada a un fin.

Confía en ti

Es importante tener la esperanza de poder conseguir el aprobado. Pero el término “esperanza”, en mi opinión, olvida la responsabilidad que cada uno tiene en la consecución de la meta buscada. Cámbialo por la palabra “confianza”, porque conseguirlo depende, mayormente, de ti. Confiar en ti es ser consciente de hasta qué punto estás influyendo en el proceso de consecución de tu objetivo mediante tu trabajo diario y ello te llevará a un sentimiento de autoeficacia que, como decía el psicólogo Bandura, es un buen predictor de la conducta exitosa. 

Sin embargo, como humano que eres, en el largo proceso de una oposición puedes sentirte cansado o desmotivado. Es ahí cuando deberás rescatar el sentimiento de esperanza, como antídoto para el desaliento.

Flexibiliza tus expectativas

Te adelanto que encontrarás circunstancias e inconvenientes en el camino: un cambio de horario en el trabajo, un número menor de plazas ofertadas de las que esperabas o la repentina reforma del vecino de arriba. Cuando esto suceda, que no cunda el pánico, intenta prever este tipo de situaciones y ten a mano alternativas de solución (recuerda el consejo extra de tener seleccionada una biblioteca de tu gusto). Acepta que el mundo no va a adaptarse a tus necesidades, sino que eres tú quien debe flexibilizar tanto tus expectativas como la forma y momento para conseguirlas. A pesar de haberte enfocado hacia una oposición en concreto, pon atención a otras que puedan ajustarse al puesto de trabajo que estás buscando, ya que muchas de ellas tienen temarios y pruebas similares, aunque sean en ciudades diferentes.

Por último, recuerda que “La fe consiste en subir el primer peldaño aunque no se vea toda la escalera” (Martin Luther King, Jr.).

¿Estás dispuesto a intentarlo? A por ello.

Elena Aliaga Sánchez – Alumna en Prácticas de Cénit Psicología

¿Hablamos?

Reserva una cita de orientación. Es gratis y sin compromiso.

Acércate

Estamos muy cerca. Frente al Metro Rivas Futura (a pie de calle)

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter para recibir artículos interesantes sobre psicología y desarrollo personal.