Blog

Artículos, noticias, y curiosidades sobre psicología y desarrollo personal

¿Por qué consumen cánnabis los adolescentes?

Entre los múltiples factores que explican el consumo de sustancias, el sistema de creencias que las personas tienen sobre cada droga hace más fácil, o más difícil, que se consuma una u otra: cuán perjudicial es, cuán fácil es conseguirla, cuán frecuente es que la gente de nuestro entorno la consuma, etc.

La epidemiología del consumo de drogas entre población adolescente describe un patrón de consumo donde la sustancia más consumida es el alcohol, seguido del tabaco y el cánnabis (Más información en el siguiente enlace: PNSD, 2016).

Las dos primeras sustancias, alcohol y tabaco, son drogas legales, cuyo consumo es aceptado y se considera algo “normal”; cultural, incluso. Pero, ¿por qué se consume más cánnabis que cualquier otra droga ilegal?

El riesgo percibido de consumir cánnabis es mucho más bajo que el de consumir otras drogas. Por este motivo, nos parece más peligroso probar la cocaína o la heroína, que dar una calada a un porro (PNSD, 2016). Además, es más accesible el cánnabis (más fácil de conseguir que la heroína, por ejemplo).

En la última década, se ha creado una especie de escuela en defensa del “uso terapéutico del cánnabis”. Esto ha hecho que, en el imaginario colectivo, la marihuana se considere una sustancia beneficiosa, con efectos positivos tras su consumo. Tal idea sin matices, retroalimenta la consideración anticuada del cánnabis como una droga blanda, minimizando sus efectos negativos y disminuyendo, más aún, el riesgo asociado a consumirla (Vega, 2006).

Numerosos estudios han demostrado científicamente, que el THC (TetraHidroCannabinol, principio activo del cánnabis), tiene efectos positivos en casos de glaucoma ocular, propiedades antieméticas en pacientes oncológicos que reciben quimioterapia, efectos analgésicos en casos de fibromialgia, migrañas, etc. En estos casos, un fármaco con THC tendrá efectos terapéuticos porque aliviará una dolencia. Además, será mayor el alivio conseguido que el daño ocasionado por consumir “cánnabis”. Por el contrario, si la persona que consume cánnabis no tiene nada a lo que hacerle terapia, el cánnabis no estará siendo usado de manera terapéutica.

Debemos resaltar que otras muchas drogas pueden tener efectos terapéuticos, introducidas en un organismo vivo. Por ejemplo, la morfina es muy usada en dolores crónicos, metástasis, etc., y no por ello consumimos morfina considerando que nos estamos haciendo terapia.

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

 

__

Referencias:

Plan Nacional Sobre Drogas (2016). Encuesta sobre el uso de drogas en enseñanzas secundarias en España. Madrid: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. http://www.pnsd.msssi.gob.es/profesionales/sistemasInformacion/sistemaInformacion/pdf/2016_ESTUDES_2014-2015.pdf

 

Vega, A. (2006). El debate sobre el cannabis: ¿prohibir o normalizar?. LiberAddictus, 92, 14-19. http://www.liberaddictus.org/art_detalles.php?articulo=840

¿Qué opinas?