Blog

Artículos, noticias, y curiosidades sobre psicología y desarrollo personal

consumo-de-droga_cenit

Del abuso a la dependencia

La noche del viernes salí con mis colegas del instituto a hacer un botellón en el parque del barrio. Probé mi primera copa de alcohol, era ginebra con refresco de naranja. Me tomé solo una porque el sabor me pareció un poco desagradable (…).

Para celebrar los cumpleaños, nos solemos ir a tomar un par de cañas. Luego nos juntamos en casa de alguno y nos ponemos música, picamos algo, nos tomamos unos chupitos, hablamos y nos reímos, compramos unas litronas… Además, me noto más sociable, me río y me atrevo a bailar, incluso.

(…) Ahora, nuestros planes para los fines de semana son juntarnos en el parque a beber. Hacemos botellón. El otro día uno se pasó y tuvo que venir la ambulancia. Mis padres me han dicho que no salga más con esa gente, que por su culpa falto a clase y estudio menos La verdad es que el plan me aburre, necesito beberme un par de copas para relajarme. Antes bebía dos o tres copas los viernes, ahora necesito beber hasta cuatro, y ya no solo los viernes, sino cualquier día del fin de semana y hasta entre semana. He intentado dejar de salir con esa gente o ir con ellos pero no beber. No se cómo lo hago, pero siempre acabo bebiendo, es como que no me puedo controlar: pienso que por una no pasa nada, pero al final siempre acabo emborrachándome.

Desde un comienzo experimental, donde se prueba la droga por vez primera, se pasa a un uso social o recreativo de la misma, hasta acabar consumiendo cantidades abusivas. Cuando la persona quiere echar la vista atrás, comprueba que su vida está condicionada al consumo de la sustancia: se ha vuelto dependendiente.

El uso social o recreativo de la droga, alcohol por ejemplo, se produce cuando ésta es consumida “de vez en cuando”, al salir con compañeros, en fiestas, etc. Se consume como parte del evento social.

Un abuso es aquel consumo que acarrear consecuencias negativas, consecuencias físicas (vómitos, desmayos) y en la vida diaria (ausencias en los estudios o el trabajo, pérdidas de dinero, multas de tráfico, discusiones en casa).

La dependencia se define por suponer un compromiso en la vida del consumidor: todo su tiempo, su atención, sus ganas, van a ir dirigidos al consumo de droga. Necesita la droga y todo lo demás pierde importancia.

La neuroquímica de nuestro organismo y, en concreto, de nuestro cerebro, informa que las drogas son adictivas porque usurpan la acción de sustancias naturales de las que dispone el propio cuerpo. ¿No será mejor que nuestro cuerpo genere determinadas sustancias para pasárselo bien, para dormir, etc., de manera natural?

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

Comentarios para esta entrada están cerrados.