Blog

Artículos, noticias, y curiosidades sobre psicología y desarrollo personal

¿Existe la abstinencia al cannabis?

El cannabis (perteneciente al grupo de los cannabinoides), es una sustancia psicoactiva de composición lipídica. Tras ser consumida, queda almacenada en nuestro tejido adiposo o, dicho de manera coloquial, en nuestras reservas corporales de grasa, y se va liberando al organismo de manera paulatina.

Esta característica del cannabis hace que su cuadro de abstinencia no sea tan inmediato ni tan fuerte como pueda serlo, por ejemplo, el que asociamos a la cocaína.

¿Por qué?

Al cesar el consumo de cannabis tras un largo período de tiempo consumiéndolo, nuestro organismo sigue liberando el THC almacenado en el tejido adiposo.

Esto hace que el la abstinencia al cannabis no sea inmediata tras abandonar el consumo, sino entre 4 días después y una semana, cuando nuestro cuerpo ya ha liberado todo el THC que poseía, pues es ahí cuando realmente nos quedamos sin la sustancia y notamos su ausencia.

Al ser de manera gradual su eliminación, los síntomas pueden variar en función de cada persona. Normalmente suelen manifestarse como el efecto contrario al que se obtiene cuando se consumía.

Por esta manifestación subjetiva de los síntomas y la demora de aparición después de abandonar el consumo, es frecuente oír que no existe tal síndrome de abstinencia. En consecuencia, cuando los primeros síntomas aparecen, las personas recaen en el consumo.

En términos generales, los síntomas esperables de la abstinencia del cannabis son:

  1. Irritabilidad, rabia o agresividad.
  2. Nerviosismo o ansiedad.
  3. Dificultades para dormir, insomnio o pesadillas.
  4. Pérdida de apetito o de peso.
  5. Intranquilidad.
  6. Estado de ánimo deprimido.
  7. Síntomas físicos que llegan a provocar un nivel considerable de incomodidad: dolor abdominal, sudores, temblores, fiebre, escalofríos o cefalea.

 

Tales síntomas generan un malestar significativo para la persona que los padece y pueden deteriorar su funcionamiento en las áreas social, laboral, familiar u otras importantes.

Por último, estas manifestaciones no pueden explicarse por una enfermedad médica o por estar abstinente de otra sustancia.

 

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

1 comentario

  • Matteo venturino tala

    Lo que no puedo entender es si estos síntomas desaparecen y cuánto demoran en desaparecer, porque dijiste que a los primeros síntomas las personas vuelven a consumir la droga osea que ¿nunca pierden la adicción?

  • ¿Qué opinas?

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *