Desde 2005 en Rivas | Especialistas en todas las áreas clínicas (14 profesionales ) | Información: 696 086 775 | 1ª sesión gratuita

¿Cómo dar apoyo a las mujeres que sufren violencia de género?

La violencia de género contra las mujeres es devastadora para sus vidas, sus familias y la sociedad en su conjunto. La mayoría de las sociedades prohíben esta violencia, pero todavía, con demasiada frecuencia, se encubre o se justifica tácitamente, por ejemplo, más de 1 de cada 3 personas consideran aceptable algún comportamiento de maltrato, no existiendo un rechazo social contundente ante este tipo de comportamientos.

A pesar de las distintas campañas de prevención de la violencia de género, el trabajo que se realiza desde instituciones y distintos organismos, resulta imprescindible dar a conocer ciertas pautas que todos y todas podemos hacer ante una situación que identifiquemos como violencia de género.

En primer lugar, nos debemos asegurar de si la persona es consciente o no de que está sufriendo una relación de violencia de género, ya que la actuación que se recomienda será distinta. Por ello, si la persona NO es consciente de que está inmersa en una relación abusiva se aconseja:

  • Ser una fuente de apoyo social. Esto se puede proporcionar a través de frases como “si necesitas hablar de algo, estamos aquí”, “¿cómo estás?”, etc. Se recomienda realizar preguntas que implican no confrontar nada.
  • Ser incondicional, respetando que no se quiera hablar de ese tema pero haciéndole saber que va a tener un apoyo incondicional; “voy a estar pase lo que pase”.
  • Entrar por las emociones, preguntando, por ejemplo “¿cómo estás en tu relación de pareja?”, “¿te sientes bien cuando sales?”; dado que, si conseguimos que verbalice su malestar, se puede empezar a indagar en aquellas cosas que le gustaría cambiar de estar mal. Asimismo, si afirma que quiere estar bien, reconociendo que la situación es anómala, se puede dar un paso importante para cambiar la situación.

Además, si la persona no identifica su relación como tóxica, donde se da violencia de género, es importante evitar algunas actitudes que puedan alejar a la persona que está sufriendo entrar en la confrontación, la presión, la culpabilización o victimización hacia ella, restarle importancia a lo que está sucediendo o atacar al agresor, ya que esto podría hacerla sentir una inútil en la elección de pareja.

En segundo lugar, si la persona ya es consciente de que su relación de pareja está basada en la violencia, se recomienda:

  • Informarnos de recursos a los que se pueda acceder
  • Darle información sobre recursos y opciones para que sea ella la que decida qué quiere hacer. De esta manera empezará a recuperar el poder y control sobre su vida
  • Echar una mano en todo lo que ella pida.
  • Escucharla, siendo esto quizás lo más importante. Cabe destacar que escuchar implica no hablar.
  • Respetar sus decisiones, aunque con ciertos límites. Entendiendo que esas decisiones no ponen en riesgo su vida.
  • Validar sus sentimientos, pensamientos y comportamientos.

Al igual que sucede en mujeres que no son conscientes de que sufren malos tratos, se debe actuar con cautela, siendo recomendable que se evite, por un lado, juzgar a la mujer en cualquiera de sus formas. Por otro lado, se recomienda evitar dar consejos, puesto que será una actitud muy dañina, ya que, se asume cierto control de la vida de la otra persona, viéndose amenazada la autodeterminación de la mujer. Asimismo, tampoco se recomienda presionar a la mujer para que denuncie, puesto que se trata de un proceso para el cual tiene que estar preparada, requiriendo para ello ayuda de profesionales que la acompañen.

Por último, cabe destacar la importancia de que sea la propia mujer quien se de cuenta de que está viviendo una relación basada en la violencia, no tratando de convencerla, si no favorecer esa toma de conciencia mediante la escucha y la comprensión. Además, se deberá aportar un ambiente de seguridad y protección a la mujer, fortalecer mediante la toma de decisiones y, en la medida que nos sea posible, curar heridas de la experiencia traumática.

Escrito por Cristina Varón. Alumna en prácticas de Cénit Psicología

Te orientamos gratis y sin compromiso

Te informamos que los datos que de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por Cénit Psicología SLP como responsable de esta web. Finalidad: recibir tu interés en nuestro servicios. Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados nuestro servidor web, propiedad de Siteground SL. Podrás ejercer tus derechos acceso, rectificación, limitación y surprimir los datos en info@cenitpsicologia.com. Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Comparte esta información

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Artículos interesantes

El entrenamiento cerebral en la ansiedad

Recientes investigaciones demuestran cómo el entrenamiento cerebral llega a ser una técnica prometedora en aquellos casos en los que predomina la ansiedad. ¿Sabes en realidad

Errores comunes ante el estrés

Es habitual que, ante determinados acontecimientos, nos sintamos desbordados y al límite de los propios recursos. En esas situaciones, a menudo tratamos de controlar lo

Terapia de pareja online; la herramienta perfecta.

Cuando la relación empieza a deteriorarse y se piensa seriamente que no se aguanta más y no se ve salida es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda echar una mano en la relación