Desde 2003 en Rivas | Especialistas en todas las áreas clínicas (14 profesionales ) | Información: 696 086 775 | 1ª sesión gratuita

Consejos para superar la pérdida de un familiar

Superar la pérdida de un familiar es uno de los grandes retos a los que nos tenemos que enfrentar en la vida. La muerte de un miembro de la familia deja un dolor profundo tanto en el corazón como en el alma. Incluso podría afectar a nuestra salud.

A veces nuestra mente nos ayuda a pensar que es el ciclo de la vida y debemos superarlo. En otros momentos sufrimos bajones, nos ponemos triste y hasta llegamos a la depresión. Cada persona reacciona de una forma, pero finalmente todos encontramos la manera de poder salir de ese bache.

El duelo tiene una serie de etapas por las que se suele pasar, antes de aceptar lo que está sucediendo realmente:

  • La negación: No acepta la pérdida del ser querido, intentas liberarte del dolor a través de la esta negación.
  • El enfado: surgen sentimientos como rabia, dolor, ira con el ser querido que se ha ido o con nosotros mismos.
  • El momento en el que hace un pacto con la realidad y contigo mismo para comenzar poco a poco a aceptar lo que estás sintiendo, es un momento muy confuso.
  • La depresión: surgen la tristeza y desparece el sentimiento de confusión.
  • La aceptación: La fase del duelo llega a su fin y la persona está decidida a seguir con su vida y por ha aceptado la realidad tal y como es.

Consejos para superar la pérdida de un familiar

  • Recuerda al ser querido que ha fallecido, que una persona haya muerto no quiere decir que nos tengamos que olvidar de que existió alguna vez. Al recordarlo al principio es normal que sientas vacío y dolor, pero con el tiempo podrás recordarlo con una sonrisa.
  • No guardes lo que sientas, no reprima sus sentimientos, llora todo el tiempo que necesites. Es importante desahogarse, de la mejor manera que puedas.
  • Es muy importante que tengas el  apoyo de tu familia, amigos, de la gente a la que aprecia. Que le ayuden a superar esta etapa y que estén a su lado en el momento que sientas que te vas a derrumbar.
  • Intenta recuperar tu vida, tus rutinas, tu trabajo, todo lo necesario que te permita volver a la realidad y que mantenga tu mente ocupada.

Si compruebas que estos consejos no te funcionan y no consigues superar la pérdida de un familiar, deberás ponerte en manos de psicólogos expertos que le pueden ayudar. En CÉNIT Psicología ofrecemos todo tipos de terapias para ayudarle. Además encontrar personas que se están en la misma situación que tu y no te sentirás solo.  Nuestro equipo de expertos se pondrá a su disposición en todo lo que necesite, porque lo más importante para nosotros, es que recuperes tu felicidad.

Te orientamos gratis y sin compromiso

Te informamos que los datos que de carácter personal que nos proporcionas serán tratados por Cénit Psicología SLP como responsable de esta web. Finalidad: recibir tu interés en nuestro servicios. Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que los datos que nos facilitas estarán ubicados nuestro servidor web, propiedad de Siteground SL. Podrás ejercer tus derechos acceso, rectificación, limitación y surprimir los datos en info@cenitpsicologia.com. Para más información consulta nuestra política de privacidad.

Comparte esta información

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Artículos interesantes

El entrenamiento cerebral en la ansiedad

Recientes investigaciones demuestran cómo el entrenamiento cerebral llega a ser una técnica prometedora en aquellos casos en los que predomina la ansiedad. ¿Sabes en realidad

Errores comunes ante el estrés

Es habitual que, ante determinados acontecimientos, nos sintamos desbordados y al límite de los propios recursos. En esas situaciones, a menudo tratamos de controlar lo

Terapia de pareja online; la herramienta perfecta.

Cuando la relación empieza a deteriorarse y se piensa seriamente que no se aguanta más y no se ve salida es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda echar una mano en la relación