Velázquez 12 (Rivas). Abierto de lunes a viernes de 10 a 14h  y de 17 a 21h. Sábados de 10 a 14h | 91 485 38 42

Mente en blanco: descubre aquí como conseguirlo

¿Es posible dejar la mente completamente vacía de pensamientos? ¿Por qué tiene que ser imprescindible dejar la mente en blanco para descansar y relajarnos?

Parece que no hay nada más frustrante que dedicar un rato del día a ti mismo y que sea justamente ahí cuando más vueltas le des a todo. Si encima te dices “Venga, voy a dejar la mente en blanco”, estás perdido. No hay nada que más provoque a nuestro cerebro que decirle que no puede pensar en algo.

Con los últimos estudios realizados, se apuesta por que, en realidad, el estado de relajación del cerebro consista en una activación diferente de la que el cerebro muestra cuando está haciendo una tarea; es decir: en reposo se activan unas zonas que no se activan durante los ejercicios mentales, y viceversa.

Entonces, ¿Nuestro cerebro nunca deja de funcionar?

Efectivamente. El cerebro está preparado para procesar información. Y en los momentos de descanso, al igual que hace durante el sueño, elabora la información que ha acumulado durante el día para irla colocando y organizando.

Cuando estamos de tiempo libre, no tenemos que dedicarnos a cosas del trabajo o de los estudios y podemos pensar en cómo nos organizaremos durante el fin de semana o en que tenemos que limpiar la casa porque tendremos visita, por ejemplo.

Que nuestra mente quede libre para pensar en otras cosas no quiere decir que no esté activa.

Pero, ¿Por qué no iba a ser beneficioso esto de la no desconexión del cerebro?

Durante el estado “ocioso” de nuestra mente, estamos abiertos a pensar en cosas que, sencillamente, nos hacen disfrutar mucho más que nuestras obligaciones; podemos dedicarle un tiempo a pensar en ese tema que desde hace unos días tenemos aparcado; incluso puede que, en ese proceso de organización de la información acumulada, veamos “la luz al final del túnel” de un problema laboral o tengamos, de repente, la inspiración de qué le vamos a regalar a nuestro mejor amigo por su cumpleaños después de llevar varios días sin tener ni idea.

De hecho, fijémonos si será importante este estado de ociosidad pero no de desconexión del cerebro, que es una etapa imprescindible del proceso creativo: es necesario esforzarse durante un tiempo para que, cuando la mente cambia de tema o se distrae, la información anterior tome forma.

A. Amores (Colaborador de CENIT Psicología)

¿Hablamos?

Reserva una cita de orientación. Es gratis y sin compromiso.

Acércate

Estamos muy cerca. Frente al Metro Rivas Futura (a pie de calle)

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter para recibir artículos interesantes sobre psicología y desarrollo personal.