Velázquez 12 (Rivas). Abierto de lunes a viernes de 10 a 14h  y de 17 a 21h. Sábados de 10 a 14h | 91 485 38 42

Drogadicción. ¿Causa o consecuencia?

Actualmente, la Drogadicción está planteada desde un enfoque bio-psico-social, según el cual en el desarrollo de una adicción a cualquier sustancia adictiva intervienen factores de estos tres niveles: biológico, psicológico y social. Si bien es cierto que, en la práctica y a la hora de difundir información directa sobre las adicciones, se da más importancia al componente biológico (médico), sobre los otros dos.

La adicción

¿Por qué, de todos los que consumimos alcohol en Nochevieja, por ejemplo, solo algunos van a desarrollar una adicción? ¿Por qué existen personas capaces de controlar lo que consumen y otras no? ¿Por qué de entre dos personas que viven en el mismo barrio, o se dedican al mismo empleo, sólo una de ellas empieza a consumir cocaína? Lo que está claro es que a pesar de los efectos que las drogas pueden tener sobre el organismo después de haber sido consumidas, existen características previas que hacen más proclive a una persona al desarrollo de una dependencia tras el consumo.

Tenemos arraigada la imagen de las personas adictas como sujetos con graves problemas psicológicos, entre ellos dificultades en el control de los impulsos, de atención, de memoria… en resumidas cuentas: tendemos a pensar que tienen problemas de capacidad intelectual porque la droga les ha dañado el cerebro.

Continuamente se llevan a cabo estudios e investigaciones con el objetivo de aclarar esto, por qué alguien se vuelve adicto mientras que otros no. La tradicional explicación de la adicción como enfermedad cerebral (adicción como estado de un cerebro enfermo) ha quedado muy anticuada a la luz de la nueva evidencia, obtenida gracias a mejores técnicas para la investigación psicológica y bio-médica. Una rata se vuelve adicta al alcohol tras obligarla a consumir; un chimpancé, se vuelve adicto a la nicotina después de ingerir determinada cantidad. Y un ser humano, como bien sabemos, también acaba desarrollando Drogadicción. El sistema cerebral implicado en la dependencia física de una sustancia es igual en los hombres y mujeres que en estos animales. Tanto en animales como en humanos, la dopamina, el Núcleo Accumbens y todo lo que configura el circuito del refuerzo cerebral es el mismo.

La causa de la drogadicción

Lo que nos diferencia de las ratas, de los monos, etc., son nuestras capacidades neuropsicológicas previas, con las cuales podemos ser más o menos vulnerables a los efectos de una droga y a la transición de una fase de consumo a abuso y de abuso a dependencia. En estas nuevas investigaciones, se demuestra que, aunque los adictos rinden en menos en determinadas tareas, personas de su entorno próximo, sin ser consumidoras de drogas, tampoco tienen un rendimiento óptimo en las mismas tareas: por ejemplo, en auto-control, en memoria operativa, en manejo de emociones…

Por eso, todo apunta a que, en cuestión de adicciones, la respuesta a la pregunta “¿Cuál es la causa?”, nunca va a ser corta ni única. Ya que, si unos son capaces de controlar el consumo y otros no, ¿qué hay diferente de base en cada uno?

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

¿Hablamos?

Reserva una cita de orientación. Es gratis y sin compromiso.

Acércate

Estamos muy cerca. Frente al Metro Rivas Futura (a pie de calle)

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter para recibir artículos interesantes sobre psicología y desarrollo personal.