Las fobias más raras jamás escuchadas.

Las fobias son temores irracionales a algo o a alguien. Conocemos las más habituales, como por ejemplo, aerofobia (miedo a volar), claustrofobia (miedo a los espacios cerrados), aracnofobia (miedo a las arañas) o hematofobia (miedo a la sangre), entre otras muchas…

Una fobia es un temor que paraliza a la persona que la sufre. Pueden acarrear otros problemas serios, como puede ser la ansiedad o la depresión, debido a que la persona que padece la fobia, no puede hacer frente a dicho miedo, lo que le desemboca en problemas emocionales.

Existen también otras fobias más desconocidas, que te contamos a continuación:

  • Fagofobia: Es el miedo por atragantarse o asfixiarse con comida o bebida.
  • Araquibutifobia: Se trata del miedo hacia los cacahuetes. No sólo hace referencia al consumo, sino también a las cáscaras y sus derivados, como puede ser la mantequila de cacahuete. El miedo se centra en el temor a que nos produzca una reacción alérgica o a que la mantequilla, se nos quede pegada por ejemplo, en el paladar.
  • Macrofobia: Es el miedo producido por las esperas. Ya sean las colas en el cine, en el banco, en el supermercado…
  • Genufobia: Miedo a las rodillas. Tanto verlas, como tocarlas. Las personas que padecen esta fobia evitan incluso, hablar de ellas.
  • Cacofobia: Miedo provocado por las cosas feas.
  • Caliginefobia: Es el miedo a la belleza, sobre todo, a la femenina.
  • Optonofobia: Es el miedo que sufren las personas cuando cierran los ojos y temen abrirlos nuevamente.
  • Cromentofobia: Aunque resulte extraño, hay personas que tienen miedo al dinero. Seguramente por los riesgos que conlleva tener elevadas cantidades.
  • Catoptrofobia: Es el miedo a mirarse en el espejo. Las personas que sufren esta fobia, evitan pasar por cualquier superficie que pueda reflejar su imagen.
  • Ostraconofobia: Es el miedo a comer marisco.
  • Lacanofobia: Es el miedo a comer verduras.
  • Consecontaleofobia: Es el miedo a comer o tocar palillos chinos.
  • Escriptofobia: Es el miedo a escribir delante de otra persona, aunque únicamente se trate de plasmar una simple firma.
  • Catisofobia: Es el miedo a sentarse o permanecer sentado. Esta fobia puede llegar a acarrear problemas físicos.
  • Eufobia: Miedo a recibir malas noticias.

Contactar

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Otros artículos

Terapia de pareja online; la herramienta perfecta.

Cuando la relación empieza a deteriorarse y se piensa seriamente que no se aguanta más y no se ve salida es el momento de plantearse la posibilidad de que alguien ajeno y profesional pueda echar una mano en la relación

Los enormes ventajas de la terapia online.

Existe un abanico de posibilidades para acabar con las malas sensaciones generadas por el confinamiento. A golpe de click tienes a tu disposición la solución a tus problemas. Así de sencillo.