Los 5 pasos de cómo superar una ruptura.

Uno de mis mejores amigos rompió ayer con su pareja. Seis años de relación. La más importante que ha tenido en su vida. Y esto lo escribo por él. Para que pueda tener unas nociones de cómo afrontar esta situación y para que sepa que no tiene por qué pasarla solo. Pero también lo escribo por ti, porque el ayer de mi amigo puede ser tu hoy. ¿Conoces los 5 pasos de cómo superar una ruptura?

Primero, has de saber que vas a pasar un proceso de duelo, esto es, la sensación de tristeza producida por una pérdida. Y este artículo va encaminado a que sea un duelo saludable. Las 5 etapas clásicas del duelo son negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Si ves que vas pasándolas, vas por buen camino.

1. Acepta el dolor.

Vas a pasar por momentos malos, y esos no los puede pasar nadie por ti. No te culpabilices ni culpabilices a la otra persona. A posteriori es fácil sacar conjeturas, pero solo te llevará a más sufrimiento.

No hay un tiempo prefijado para superar una ruptura, aunque a mí me gusta marcar como límite los 67 días que Marshall lloró la pérdida de Lilly en Cómo Conocí a Vuestra Madre. Pero no pasa nada si a ti te lleva más tiempo. Cada uno va a su ritmo.

Habla de ello con personas con las que te encuentres en confianza. Cuando le das salida al dolor dejas de experimentarlo con tanta fuerza. Además, también ayuda a ver distintos puntos de vista; exprésalo de todas las formas que puedas: dibuja, escribe, o incluso cántalo si se te da bien… Expresar tus emociones de forma artística te permitirá conectar con tu dolor y, literalmente, sacarlo fuera. La metáfora es apropiada. Y, además, funciona.

2. Romper significa que se acabó.

Este punto es una continuación directa del anterior, e igual de importante. En estos casos, a mí me gusta matizar la diferencia entre dolor y sufrimiento. El dolor no es optativo, pero el sufrimiento, sí. Si te pinchan, te duele. Si terminas una relación, te duele también.

Te niegas a dejar marchar a esa persona de tu vida y por eso te esfuerzas en mantenerla presente. No aceptas la ruptura. Y eso, a la larga puede llegar a ser contraproducente  porque estás impidiendo que el proceso de duelo avance.

3. Evita las rumiaciones

Esos pensamientos negativos que nos persiguen hasta cuando nos estamos lavando los dientes…

4. Dedícate tiempo a ti mismo/a

Vuelve a escuchar música que escuchabas antes de estar con esa persona, para que no puedas relacionarla con ella, y para que conectes con momentos en los que fuiste feliz sin ella.

Sal de compras, y píllate eso que llevabas tiempo queriendo tener.

También, y en la línea de volver a conocer mejor a esa parte de ti que eras antes de  la relación, está genial comenzar nuevos hobbies o actividades. Haz paintball, esquí, viaja, ve al cine, aprende a pintar, a bailar, a tocar un instrumento…

5. Socializa

Queda con tus amigos y amigas, aunque sea para tomar algo o dar una vuelta. Haced planes divertidos y agradables. Planes que te hagan desconectar y crear nuevos recuerdos.

Haz saber a tu círculo íntimo de tu situación y de que necesitas ayuda. Pedir ayuda NO es malo ni te hace débil. Al contrario, muestra que eres consciente de que tienes un problema y que quieres solucionarlo.

Esfuérzate por conocer gente nueva. Puedes hacer planes con amigos de amigos. Y también existen foros en internet y aplicaciones para móvil que pueden ayudarte a encontrar gente con tus intereses.

Autor: Sergio del Olmo – Psicólogo Sanitario – Alumno en prácticas de CENIT Psicología



¿Hablamos?

Reserva una cita de orientación. Es gratis y sin compromiso.

Acércate

Estamos muy cerca. Frente al Metro Rivas Futura (a pie de calle)

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter para recibir artículos interesantes sobre psicología y desarrollo personal.