Velázquez 12 (Rivas). Abierto de lunes a viernes de 10 a 14h  y de 17 a 21h. Sábados de 10 a 14h | 91 485 38 42

Población joven en riesgo de consumir drogas. Te explicamos por qué.

¿Sabemos manejar el estrés? ¿Somos capaces de soportar, de manera cotidiana, niveles moderados de presión ambiental? ¿A qué recurrimos cuando queremos liberar presión? ¿Por qué la población joven está en riesgo de consumir drogas?

En la práctica, las personas con problemas de adicciones parecen tener serias dificultades a la hora de planificar su comportamiento, motivarse para otros comportamientos que no sean el consumo de drogas, tolerar la frustración, regular la intensidad de sus emociones, etc. Sin embargo, realmente no sabemos si dichas dificultades son consecuencia de consumir droga o ya estaban antes y por ello acabaron realizando comportamientos de consumo.

En la población general, no adicta a sustancias, todas estas capacidades se pueden ver alteradas en diversos momentos. Por ejemplo, en la población joven en períodos de exámenes, en mudanzas, en embarazos estresantes, sospechas de despido en el trabajo y demás, parece que somos más propensos a cometer errores de planificación, tener pequeños olvidos, prestar poca atención, estar más susceptibles, tener cambios emocionales o discutir más. Además, es frecuente que, en estos momentos, recurramos a fumar un cigarrillo o tomar una copa con los amigos para distraernos.

Ahora podemos proponer un giro del planteamiento inicial: ¿por qué no usamos “cuán bien somos capaces” de manejar el estrés, tolerar la frustración, motivarnos, etc., como predictores del riesgo que tenemos de consumir drogas en el futuro?

Una persona que planifica sus objetivos, dosifica sus metas, sabe solucionar sus problemas, etc., tiene menos riesgo, en principio, de recurrir a las drogas que una persona emocionalmente lábil, impulsiva o desmotivada.

Sería interesante aplicar esta idea al ámbito educativo, ya que es en la población joven es donde más casos de inicio de consumo de drogas hay (principalmente alcohol, tabaco y cannabis). De esta manera, podrían detectarse adolescentes en riesgo de consumir drogas por tener un estilo cognitivo más impulsivo, menos planificado, por no saber demorar la gratificación, preferir recompensas inmediatas… (completamos información en este interesante artículo)

Parece que tenemos tan arraigada la idea de que las drogas afectan al funcionamiento del cerebro que nos cuesta recorrer el otro camino, el de sospechar que un funcionamiento cerebral no óptimo sea el que haga a una persona más vulnerable o propensa a consumir alguna sustancia.

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

¿Hablamos?

Reserva una cita de orientación. Es gratis y sin compromiso.

Acércate

Estamos muy cerca. Frente al Metro Rivas Futura (a pie de calle)

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter para recibir artículos interesantes sobre psicología y desarrollo personal.