Velázquez 12 (Rivas). Abierto de lunes a viernes de 10 a 14h  y de 17 a 21h. Sábados de 10 a 14h | 91 485 38 42

Drogas: ¿Qué las hace tan adictivas? Te lo explicamos

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre las drogas: “droga es toda sustancia que, introducida en un organismo vivo por cualquier vía (inhalación, ingestión, intramuscular, endovenosa), es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central, provocando una alteración física y/o psicológica, la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de un estado psíquico, es decir, capaz de cambiar el comportamiento de la persona, y que posee la capacidad de generar dependencia y tolerancia en sus consumidores”.

Pero, ¿por qué son adictivas?

En la naturaleza existen ciertos estímulos que, de manera natural, resultan reforzadores: generan placer para mantener el contacto con ellos en el futuro (por ejemplo, las relaciones sexuales, la comida, las relaciones sociales, la conducta de alimentar a las crías…). Ante la presencia de estos estímulos, se libera en nuestro cerebro un neurotransmisor llamado Dopamina (DA), popularmente relacionado con el placer.

La DA se libera en una región de la base del encéfalo, llamada Área Tegmental Ventral, la cual conecta con el Núcleo Accumbens (región esencial del circuito cerebral del placer). Desde ahí, proyecta hacia regiones como la amígdala (implicada en el procesamiento de las emociones y la asociación de éstas con los elementos del ambiente) y hacia la corteza frontal (la cual se encarga de gestionar la motivación, el procesamiento de la información, establecer metas y demás).

Las drogas (alcohol, tabaco, cánnabis, cocaína, etc.) tienen este mismo efecto en nuestro organismo, de modo que nuestro cerebro interpreta dicha sensación de placer como lo haría ante los reforzadores naturales anteriormente mencionados.

De esta manera, el placer sentido por la liberación de DA tras consumir, por ejemplo, nicotina, motiva a que, en una futura ocasión, nuestro organismo quiera repetir el consumo y obtener tal sensación reforzante.

Aunque el consumo de drogas tiene incontables y complejas interacciones, así como efectos cerebrales y neuroquímicos que explicarían el desarrollo de una adicción, esta sería una manera simplificada de comprender su efecto adictivo.

A. Amores

Colaborador de CENIT Psicología

¿Hablamos?

Reserva una cita de orientación. Es gratis y sin compromiso.

Acércate

Estamos muy cerca. Frente al Metro Rivas Futura (a pie de calle)

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter para recibir artículos interesantes sobre psicología y desarrollo personal.